Warning: Attempt to read property "roles" on bool in /home/bizzpdyu/public_html/wp-content/plugins/wp-user-frontend/wpuf-functions.php on line 4663
Compratir

El término Coaching no es nuevo en el mundo, es más que común en el área deportiva y desde hace unos 30 años se habla de este término en otras áreas del crecimiento personal y profesional.

Viene de coach, entrenador, y se le atribuye al que entrena, acompaña en base a su experiencia, trayectoria y conocimiento.

Pero, ¿qué es un coaching inmobiliario?

Coaching Inmobiliario

Es una asesoría dada por una persona con altos conocimientos y éxito en el sector inmobiliario que desea impartir a otros las técnicas profesionales y personales.

Es mucho más que registrarse en un curso de coaching inmobiliario, debe venir por la vida misma del coach y su trayectoria profesional.

Cualquiera con éxito empresarial cree que puede hacer coaching sin haber trabajado específicamente en el sector inmobiliario. Esto definitivamente no funciona así, además que plantea otra pregunta: ¿es necesario el coaching en el sector inmobiliario, o es solo una tendencia?

Vamos a desarrollar el tema, lo que te permitirá también identificar a un buen coaching inmobiliario y qué habilidades se desarrollan con este entrenamiento tanto profesional como personalmente.

Perfil de un coaching inmobiliario

  • Ser un profesional con una vasta experiencia en el sector inmobiliario.
  • Debe haber tenido un éxito y liderazgo como agente inmobiliario y tener pruebas de esto cuando se le solicite.
  • Tener el interés de aprender conocimientos y técnicas que lo hagan más experto en su área y mantenerse informado de los movimientos y tendencias del mercado que maneja.
  • Crecimiento y equilibrio personal que lo muestre como una persona segura, atenta, centrada y objetiva, que sepa comunicar sus ideas y tenga fe en el trabajo en equipo.

Coaching inmobiliario, ¿a quién va dirigido?

En el sector inmobiliario el coaching va dirigido a:

Coaching de empresas inmobiliarias

Una empresa es un conjunto de profesionales que se definen en rangos, autoridades, normas, misión y visión, objetivos, ética y comportamientos.

Una empresa puede perder su norte, ya bien sea porque su misión, visión y objetivos no se han adaptado a los cambios del mercado, los procedimientos de trabajo se han agotado, la dinámica interna o el liderazgo entre sus miembros está desgastado, etc.

Pueden haber muchas razones y lo peor es que quien está inmerso en la rutina de la compañía no lo ve.

Aquí entra el coaching como un recurso que observe y evalúe la empresa, vea los fallos y sugiera la mejor estrategia para recuperarla.

Coaching inmobiliario para asesores

Si bien no existen estudios universitarios del sector inmobiliario en específico y es un área donde puede desempeñarse cualquiera, esto es muy relativo.

Un agente debe saber de marketing, técnicas de venta, cómo comprar y rentar un apartamento, leyes, estatutos, por nombrar algunas.

Pero las habilidades más importantes de un agente que debe fomentar un coaching es la comunicación y la confianza a través de una moral y ética intachable, habilidades que no ha podido vencer ni siquiera la era digital y todas las ventajas que ha traído.

La compra y venta de inmuebles requiere del trato persona a persona y el agente no solo debe saber comunicarse sino irradiar total confianza, ya que en la negociación de inmuebles está en juego el futuro de la inversión.

El coaching inmobiliario no se centra solo en el crecimiento personal, se centra en como el “coach” (persona entrenada) mejora en su trabajo con la orientación hacia conocimientos que debe adquirir con métodos de trabajo y personales que debe integrar, para lograr una mejor eficiencia e irradiar el respeto y la confianza que el cliente necesita para sentirse tranquilo.

Habilidades y un coaching inmobiliario

Así como en la parte deportiva, un coach debe hacer una evaluación previa para ver el desempeño, porque no existe una receta única.

El coach debe evaluar cómo trabaja su pupilo, en que está fallando y que necesita para comenzar a avanzar.

Aunque dependa de los factores, un buen coaching debería estar dirigido para la consecución de estas habilidades, tanto para empresas como para las personas:

Orientación al logro

Un coaching te lleva por las conductas personales y los métodos de trabajo que te ayuden a alcanzar objetivos.

Un agente inmobiliario es más que un negociante de propiedades, tiene que ser un excelente comunicador, con un comportamiento y moral que lo represente y con conocimientos e información.

La conjunción de todo esto es la orientación al logro.

Planificación

Un buen coaching te enseña que la planificación es la que permite organizar el tiempo de manera tanto ordenada como eficaz para cumplir objetivos.

Si te relacionas bien con el público pero te faltan argumentos, planifica el tiempo para educarte sin que altere tu rutina de trabajo. Si no atiendes al 100% todos tus clientes no existe tal cosa como una agenda apretada, existe es falta de planificación.

Trabajo en equipo

El coaching te orienta para que te des cuenta de que todo debe venir acompañado de ayudarse y ayudar a otros en la meta común: hacer el trabajo exitosamente y crecer como persona y equipo.

Trabajar en equipo permite distribuir las fuerzas y ayudarse entre los miembros a que todos crezcan y aprendan.

Afrontar las dificultades y capacidad de adaptarse

Aunque hagas todo lo dicho anteriormente, eso no quiere decir que se acabaron las adversidades ni que el mercado va a dejar de cambiar.

Un coaching enseña que todo requiere de un esfuerzo y una fe que se sostengan en el tiempo con constancia. Afrontar las dificultades adaptándose a los avatares que traiga el desempeño va a traer sus resultados: hay que ir superando, adaptando y tener paciencia.

¿Es necesario un coaching inmobiliario?

Todo lo nombrado anteriormente se dice fácil, se lee y lo voy a aplicar y listo, pero es mucho más que eso.

El que está inmerso en su sistema, sea una empresa o su propia rutina de trabajo, no va a ser capaz de ver cuales elementos de ese sistema están fallando ni sabe las técnicas para cambiar todo esto.

Debe ser un agente externo experto quien evalúe, identifique y oriente.

Todo aquel que sepa las virtudes de la educación y la difusión del conocimiento va a apoyar que un coaching es una pieza necesaria en el sector inmobiliario para la expansión de las técnicas profesionales y personales que debe tener cada persona que labora en este medio para llegar a logros, y esos logros vengan acompañados de una satisfacción como persona.

Un buen coaching es la orientación por una persona que cuando habla demuestra su experticia en el ramo y transmite confianza.